miércoles, 30 de diciembre de 2015


    A las nueve ellas se fueron a casa y los tres hermanos se quedaron sentados en la sala recostados cada uno en un sofá mirando sin prestar atención el televisor; aunque Jake más bien observaba a Nico que se quedara abstraído y su cara indicaba preocupación.
-¿Calentamos algo de lo que mandó mamá para cenar o pedimos una pizza?- propuso Cris
 -Prefiero pizza, ya me harté de frijoles por una buena temporada- expuso Jake aunque sin dejar de observar la cara seria de su hermano Nicolás, Cris aceptó y ambos miraron a Nico esperando su respuesta que no llegó
-¿Qué dices tú Nico?- habló Cris sacándolo de sus pensamientos
 -¿De qué?- preguntó desubicado mirándolos confundido, no había prestando atención a la conversación
-¿Pedimos pizza para cenar?- expuso su hermano pequeño y él solo movió indiferente los hombros- entonces pedimos pizza- resolvió decidido recogiendo el teléfono de sobre la mesita y llamó a la pizzeria. Volvieron a centrarse en el televisor y Nico volvió a quedar ensimismado. Llegó el repartidor y Cris la recogió mientras Jake se fue a la cocina a coger de la nevera unas cervezas y se dispusieron a cenar. Pero Nico seguía sin moverse y muy callado, demasiado...
-¿Se puede saber qué te ocurre? Desde que se fueron las chicas te has quedado muy pensativo- expresó ya preocupado Jake, Nico lo miró fijamente a los ojos- ¿Acaso has tenido bronca con Kat?- indagó amistoso
 -No... Kathy está embarazada- soltó inesperadamente. Jake lo miró atónito, quedándose con la boca abierta pero sin llegar a morder su pedazo de pizza que se quedó suspendida en el aire rozando sus labios
 -¡Joooder!- exclamó pasmado Cris mirando boquiabierto a su hermano mayor
-¿Cómo carajo hiciste?- le dijo Jake mirándolo desconcertado, él lo miró escéptico
-¡Ahora me vas a decir que no sabes cómo lo hice, vamos!- repuso sarcástico y le lanzó una mirada suspicaz- aunque puede que se te haya olvidado después de lo que me contó Kathy...- añadió mordaz, su hermano lo miró descolocado
-¡¿De qué coño hablas?!- expresó confuso y Nico sonrió pícaro pero no contestó
-¡¿Cómo has hecho tal estupidez imbécil?!- le reclamó Cris, su hermano mayor lo miró dolido por el reclamo
-¿Acaso crees que lo hice a propósito gilipollas?- exclamó fastidiado, pero tomó aire profundamente para calmarse- siempre tomé precauciones pero debió ser el primer día, en el rancho…- repuso pensativo- ¡No fijo, fue el día de la fiesta! Me cogió desprevenido y todo fue tan rápido y alocado que ni pensé en eso; después siempre tomé precauciones
-¿Y qué vas a hacer?- le preguntó Jake ya sí mordiendo su pedazo de pizza
-¿A ti qué te parece?- le repuso fastidiado por la pregunta- lo que ella decida pero dar la cara como Dios manda, por mi nos casamos pero no sé lo que ella quiere
-¿La quieres como para casarte Nico? Porque si no será una auténtica locura hacerlo; podéis llegar a un acuerdo y criarlo entre los dos, hay muchas parejas que lo hacen y les va muy bien- propuso su hermano y él lo miró fijamente
-Más que eso Jake, la quiero con locura, quiero tenerla a mi lado para siempre- declaró firme y apasionado, sus hermanos le sonrieron satisfechos
-¡Pues si lo tienes claro ¿qué quieres que te diga?!- dijo alegre Jake- ¡¡Que vas a ser papá tío!!-expresó resuelto palmeándole ameno la rodilla y él sonrió pleno de dicha
-¡¡Y nosotros tíos, colega!!- añadió entusiasmado Cris y los rieron felices.
Aquel jueves, estaban recolectando el algodón. Ellie y Kathy se quedaran algo retrasadas a comparación de su madre y los empleados pues Kathy iba muy lenta aquella tarde. Se detuvo de nuevo a sentarse a la sombra, era la tercera vez ya y eso era muy raro en ella; su hermana que la observaba muy pálida, demasiado sudorosa y sin aliento, empezó a preocuparse
-¿Te ocurre algo Kat?
-No, solo en baja forma- comentó despreocupada bebiendo agua de su botella
-No solo es eso, estás pálida pero estás sudando ¿te estás mareando?
-Un poco, debe ser el calor- le sonrió tranquilizadora retirándose el pañuelo que llevaban a la cabeza secándose con él el sudor, Ellie tocó su frente
-Pues fiebre no tienes- indicó convencida
-Claro que no Ellie; estoy bien, solo algo cansada- aclaró desenfadada; entonces vieron acercarse la ranchera a gran velocidad hacia ellos
-¿A dónde va esa atolondrada?- dijo asombrada Ellie reconociendo a Megan al volante. Frenó de golpe derrapando en la tierra y se bajó presurosa del coche, traía el rostro descompuesto y respiraba agitada, estaba demasiado nerviosa y eso las asustó
-¡¿Pasó algo Megan?!- preguntó inquieta Kathy levantándose de la piedra donde se había sentado, pero Megan no podía hablar con el ahogo que traía- ¡¿Le pasó algo al abuelo?!- se impacientó, ella negó con la cabeza
-¡¿Qué pasa Meg?! ¡¡Nos estás asustando!!- le increpó muy nerviosa Ellie
-Estaba viendo la televisión y…- empezó a hablar atropelladamente- y hubo un accidente…
-¡¡Jake!!- gritó desesperada Ellie pero ella negó con la cabeza de nuevo
-Un incendio, en una fábrica…- balbuceó y sus ojos se clavaron inquietos en Kathy que quedó paralizada y su respiración se cortó- el edificio se derrumbó estando aún dentro los bomberos… hay dos desaparecidos y tres muertos…
-¡¡Oh Dios mío, Nico!!- clamó angustiada Kathy
-Hay muchos bomberos Kat- murmuró alentadora Ellie acudiendo a abrazar a su hermana pero su corazón latía frenético- no mandan una sola compañía
-Los cinco son de la patrulla 24- dijo Megan entre lágrimas- esa es la de… esa es la de…- pero no pudo seguir, rompió a llorar desesperada
-¡Dios mío!- murmuró Kathy en un hilo de voz- ¡¡Oh, Dios mío; Nico!!- gritó aterrada corriendo hacia la ranchera
-¡Espera Kat, conduzco yo mi niña!- exclamó Ellie y ella y Megan corrieron al coche también
-¿Qué ha ocurrido Ellie?- preguntó inquieta su madre que había visto llegar a Megan desquiciada
-¡¡La cuadrilla de Nico sufrió un accidente mamá!!- contestó rauda metiéndose en la ranchera
-¡¡Oh Santo Dios!!- la oyó clamar sobrecogida cuando ya arrancaba.
Megan abrazaba consoladora a Kathy mientras Ellie voló la ranchera hacia la casa frenándola en seco ante la asombrada mirada de nana
-Pero ¿estás locas chiquillas? ¿Qué ha ocurrido?- preguntó inquieta la anciana al verlas entrar corriendo en la casa
-¡La patrulla de Nico ha tenido un accidente nana, el edificio que intentaban salvar de las llamas se derrumbó atrapando a algunos bomberos!- le expuso sin detenerse Megan
-¡Oh Virgen de la Caridad!- exclamó estremecida la anciana y también se apresuró a seguirlas
Mientras Kathy andaba sin descanso de un lado a otro estrujándose nerviosa las manos y repitiendo angustiada una y otra vez un afligido “Dios mío”, Ellie llamaba al piso de Jake pero allí no le cogía nadie
 -No me cogen el teléfono, cielo; deben estar en casa de Lupe y no sé el número- indicó desolada mirando angustiada a su hermana mayor
-¡Busca en las llamadas recibidas, tiene que estar de cuando llamé el sábado!- le indicó presurosa Kathy
-¡Sí claro!- repuso Ellie y llamó- ¡¡Cris!!- soltó nerviosa al oírlo descolgar
-Ellie ¿os habéis enterado?- indicó con la voz entrecortada de la angustia
-Sí, Meg lo oyó por la televisión ¿Y Nico?- se apresuró a preguntar, él se quedó unos segundos en silencio
 -Él... es uno de los desaparecidos, Ellie- murmuró aterrado con la voz entrecortada
-¡Oh Dios mío!- repuso sujetándose fuertemente al auricular del teléfono mirando a su hermana Kathy con desolación
-¡¿Qué?! ¡¿Qué pasa Ellie?! ¡¡No me digas que Nico...!!- le gritó ella completamente fuera de sí mirándola con un pánico aterrador en los ojos
-No, no… pero es uno de los desaparecidos, cielo- murmuró pesarosa
-¡¡Oh no Dios mío, Nico no!!- murmuró desamparada dejándose caer sentada en el sofá con la mirada perdida
-Salimos para ahí Cris, ahora nos vemos- resolvió presurosa Ellie y colgó el teléfono, sujetó a su hermana por el brazo levantándola- vamos cielo; nos vamos para allá
-¿Qué está pasando?- indagó muy inquieta nana al cruzárselas en el camino ya que a la pobre anciana no le diera tiempo a llegar a la sala
-Nico es uno de los bomberos desaparecidos, nana; nos vamos para allá para estar con Jake y Cris por si llega alguna noticia- dijo presurosa Ellie sin detener el paso
-Claro, claro mis niñas- murmuró apenada
Cuando subían al coche apareció preocupado el abuelo
-¡¿Qué ha ocurrido?! Nana no me supo explicar entre tanta lágrima
-La patrulla de Nico ha tenido un accidente durante un incendio y hay tres muertos y dos desaparecidos... él es uno de los desaparecidos abuelo…- explicó intentando mantener la calma por no angustiar más a Kathy
-Maldita sea, entonces entendí bien- murmuró desolado el anciano y los dos se miraron a los ojos descubriendo que ambos estaban igual de aterrados ante aquella noticia
-Nos vamos por si la familia necesita ayuda abuelito- explicó presurosa Ellie poniéndose al volante de la ranchera
-Claro mis niñas, ir con cuidado y tenernos al corriente; si esos pobres padres o los muchachos necesitan algo aquí estamos Ellie, no dudes en llamarnos- avisó sinceramente afectado
-Ya abuelito, no te inquietes tú
Salieron las tres en dirección a la ciudad. Ellie conducía rápida pero con tiento. Al poco se detenían delante de la casa de Lupita, Cris y Lucía salieron a recibirlas; Lucía llorando desconsolada se abrazó a Kathy que ahora sí reventó a llorar abrazada a la muchachita. Megan hizo lo mismo con Cris que la recogió amoroso entre sus brazos
-¿Se sabe algo más?- indagó muy inquieta Ellie
-No, y estamos desesperados al no tener noticias; sobre todo Jacob que está enloquecido
-¿Dónde está?- se interesó nerviosa subiendo ya las escaleras del porche
-No pudo más y se largó para allá para ver si así puede enterarse de algo
-Yo también voy- dijo rotunda Ellie yéndose hacia el coche
-Te acompaño Ellie- aclaró resuelta Kathy besando dulcemente la frente de Lucía antes de soltarse de ella; parecía que el haber llorado la había despejado
 -Kathy- la llamó Cris y se miraron a los ojos- ¿Estás segura cielo? ¿No crees que es preferible que te quedaras aquí en tu...?
-No Cris- lo interrumpió tajante antes de que acabara de hablar- compréndelo Cris, si me quedo aquí será mucho peor, estaré desesperada y angustiada sin saber y puede ser aún más perjudicial... para todos ¿lo comprendes?- explicó algo más comedida y él asintió con la cabeza entendiéndola; se sonrieron compasivos y ella entró en el coche.
 Se guiaron por el escándalo de luces y sirenas. Aquello era un horror, un edificio derruido y humeante rodeado de docenas de bomberos y sanitarios que corrían de un lado a otro sin control… multitud de gente mirando, unos curiosos, otros familiares desesperados…
 -¡Jake!- lo encontró rápida Ellie al otro lado de la cinta de seguridad vistiendo un traje de bomberos y lo llamó inquieta. Él se dirigió a ellas presuroso
-¿Qué hacéis aquí?- dijo besando amoroso a las dos en la frente pero miró inquieto a Kathy- Tú no deberías estar aquí cielo- le reclamó tierno comprendiendo ella que también ya sabía de su embarazo como Cris
-No podía quedarme en casa Jacob, compréndelo- sollozó angustiada
-Claro cielo, claro- musitó meloso abrazándola cariñoso y la besó conmovido en el pelo, Ellie los miró confundida
-¿Qué se sabe Jake?- preguntó inquieta Ellie
-Nada aún; estuvieron echando más agua hasta ahora para enfriar un poco el edificio y poder volver a entrar a buscarlos- repuso afligido
 -¡Oh Dios mío!- murmuró angustiada Kathy y Jake la oprimió más fuertemente contra su pecho
-¡Ey chiquita! Tranquila ¿eh?- le habló tierno besándola de nuevo en la cabeza- es un terco testarudo con la cabeza bien dura y seguro está bien mi niña, tú no te me angusties que puede haceros mal a los dos ¿de acuerdo?- le habló tierno Jake posando dulcemente su mano en la mejilla de Kathy que cubrió cariñosa con la suya, Ellie lo miró aún más descolocada al escucharlo
-¡Jake ¿vienes o no?!- lo llamó uno de los bomberos
-Debo irme cielo, quedaos aquí, no se os ocurra acercaros- dijo besando de nuevo las frente de Ellie y Kathy
-¿A dónde vas?- preguntó inquieta Ellie sujetando muy nerviosa su mano
-A buscar a mi hermano Ellie- declaró rotundo mirándola fijamente a los ojos- debido a mi formación y como conozco al capitán me dejan acompañarlos- él percibió su mirada preocupada- no puedo quedarme aquí esperando Ellie, compréndeme
-Sí, lo comprendo; claro que lo comprendo- repuso algo más calmada y se besaron dulcemente en los labios- ten cuidado ¿sí?- él esbozó una leve sonrisa y se volvió para seguir a los compañeros de Nico
-¡Jake!- lo llamó angustiada Kathy y él se volvió mirándola conmovido- Jake, por Dios te lo pido, tráenoslo de vuelta…- suplicó afligida mientras las lágrimas corrían por sus mejillas sin tregua
-Por supuesto preciosa, claro que lo traeré, os lo prometo a los dos- aclaró posando dulcemente su mano en el vientre de Kathy; Ellie abrió atónita sus ojos al verlo- pero tú prométeme serenarte por el bien del bebé ¿vale?- añadió y la besó enternecido en la frente antes de echar a correr dentro del derruido edificio.
 -Kathy ¿Estás...?- balbuceó incrédula mirándola anonadada, ella la miró acongojada
-Sí Ellie, estoy embarazada- aclaró sin poder dejar de llorar, Ellie aún abrió más sus ojos mirando atónita a su hermana- ¡Oh Ellie! ¿Qué voy a hacer si Nico me falta? ¡Y no me refiero solo al bebé; me moriré si él no está a mi lado porque le quiero tanto, Ellie; tanto!- exclamó angustiada, Ellie reaccionó al fin y abrazó cariñosa a su hermana contra su pecho y las dos lloraron desesperadas.
Jake entró en el edificio, no se veía nada por el inmenso humo que no dejaba casi respirar; el capitán daba instrucciones de ir un grupo a un lado mientras otro iría hacia el otro
-Jake, no te separes de mí- le dijo a él que obedeció. Caminaron despacio entre los cascotes, escaleras a medio caer, vigas colgando, cables chispeando… pero no veía a su hermano. Las luces de las linternas parecían señales del otro mundo mostrando el camino a los muertos
-“No pienses eso Jacob, no seas capullo hombre, no llames a la parca con tus absurdas ideas”- se decía aterrado- ¡¡Nico ¿dónde estás?!!- gritó fuertemente- ¡Contesta Nico, soy Jake!- repetía una y otra vez mientras caminaba con mucho cuidado entre las paredes a medio derruir del edificio
-¿Jacob?- oyó a lo lejos por fin- ¿Eres tú Jake?
-¡¡Nico ¿dónde estás?!!- gritó eufórico corriendo entre los cascotes dirigiéndose hacia dónde provenía la voz de su hermano
-Estaba en la segunda planta cuando todo se hundió a mis pies... ¡¡yo qué voy a saber dónde fui a parar canijo del carajo, no me seas jodón hombre!!- le respondió chistoso y Jake sonrió animado
-Dime al menos si ves mi luz- le indicó moviendo su linterna
-No, pero veo tus asquerosos pies ¡Aún me vas a caer encima, chingón del carajo!- comentó socarrón y Jake se detuvo examinando el boquete que había a sus pies, enfocó y allí estaba; una planta más abajo junto a su compañero que tenía un brazo aprisionado por una viga- ¡¡Aparta la luz joder ¿te parece poco lo que tenemos que también quieres dejarnos cegatos?!!- siguió bromeando y se rieron amenos
-¡¡Ey aquí!! ¡¡Capitán, están aquí!!- gritó Jake dando la voz de alarma al resto
-Avisa al capitán que necesitamos un elevador hidráulico y que los sanitarios entren rápido: Johnny está aprisionado por una viga y no logro contener la hemorragia- indicó Nico y Jake obedeció por la radio que llevaba en su hombro
-¿Tú te encuentras bien?- se inquietó al verle las manos ensangrentadas
 -Me cayó encima medio edificio ¿tú que crees imbécil?- siguió bromeando y volvieron a reírse- no en serio, yo estoy bien; solo Johnny está algo jodido… ¿Qué carajo haces tú aquí?
-¿A ti qué te parece capullo? Venir a buscarte para llevarte a casa, como de adolescentes ¿te acuerdas?- bromeó jocoso y su hermano rió entretenido- Te metías entre las piernas de la Rita y te olvidabas de todo cabrón; siempre tenía que ir a sacarte de allí- siguió bromeando y él rió divertido
-Que extraño, yo eso lo recuerdo pero al revés... era yo tenía el que tenía que ir a quitarte a ti de la casa de la Rita- expuso él burlón y ambos rieron explayados
-¡Ey! ¿Sabes qué ahí fuera está esperándote tu chamaquito chaval?
-¡No jodas! ¿Qué hace Kathy aquí? ¿Está loca o qué? ¿Cómo se enteró?
-No lo sé, no me paré a preguntarle- resolvió jovial y volvieron a reírse. Llegaron los equipos de rescate y Jake se apartó para dejarlos trabajar. En poco tiempo se abrazaba a su hermano con ansía- ¡No se te ocurra volver a repetir esto, hijo de la gran chingada! ¡Menudo susto me diste carajo!- le decía con voz entrecortada, no podían separase, no querían separarse- ¡Y espera a llegar a casa, la vieja te va dar una somanta de hostias que te va a matar! ¡¡Ella sí acabará contigo!!
-Le suelto que va a ser abuela y solucionado- bromeó animado bailándole el casco sobre la cabeza a modo de caricia y se rieron divertidos dirigiéndose a la salida
Cuando empezó a correrse la voz de que los habían encontrado, Ellie y Kathy se sujetaron las manos apretándoselas fuertemente; pero cuando oyeron que estaban vivos, respiraron tranquilas y se abrazaron entusiasmadas al tiempo que lloraban nerviosas. Observaban inquietas la entrada por donde había desaparecido Jake y al fin los vieron aparecer llenos de polvo y sus caras manchadas de hollín abrazados por los hombros mientras reían animados
-¡Gracias Dios mío!- suspiró relajada Kathy y Ellie tuvo que sujetarla con firmeza pues parecía que iba a desvanecerse
-Mi gatita hermosa- dijo Nico al verla y corrió a ella, se abrazaron ilusionados mientras ella rompía a llorar de nuevo
 -¡Que miedo pasé amor mío! ¡Si tú te vas no sé qué sería de mí, Nico; te quiero tanto, tanto!- sollozaba afligida sujeta a su cuello con desesperación mientras Nico la sujetaba amoroso contra su cuerpo
-Ya amor mío, tranquila, estoy bien corazón- le dijo amoroso besándola conmovido en la mejilla, ella aflojó un poco sus brazos alrededor del cuello de Nico y él la miró a los ojos- ¿Acaso creías qué iba a dejar a mi pequeño? ¡Eso ni lo pienses gatita!- dijo cariñoso posando su mano en el vientre de Kathy, ella sonrió deleitada- ¡Tengo que enseñarle muchas cosas y quererlo muchísimo! Como a su madre- expresó lleno de amor besándola tierno en los labios
-¡Pues no me vuelvas a hacer esto nunca más imbécil!- le increpó enfadada golpeándole su hombro repetidamente, él rió divertido
 -¿Lo qué gatita? ¿Besarte? Pues la llevas clara muñeca- exclamó bromista y, tomándole su cara entre sus manos, la besó apasionado mientras Jake y Ellie reían amenos observándolos; se separó levemente mirándola fijamente a los ojos- Kathy, definitivamente nos casamos; ahí abajo solo podía pensar en ti vida mía, no puedo vivir ya sin ti a mi lado- declaró apasionado, ella sonrió feliz y se volvieron a besar entusiastas. Vinieron para llevárselo al hospital, Kathy insistió en acompañarlo en la ambulancia
-¿Desde cuándo lo sabes?- le preguntó Ellie reprochadora observándolos alejarse cogidos amorosos por las cinturas hacia la ambulancia
-Desde el domingo, nos lo dijo así os fuisteis- respondió besándola en la sien- ve a casa cielo, yo quiero ir al hospital
-Yo voy contigo, además quiero que la doctora Estévez revise a Kat después de esta tensión que acaba de pasar- indicó inquieta
-Sí, es buena idea, no vaya a pasarle algo a ese muchachito- aprobó animado, ella se detuvo y lo miró molesta a los ojos
 -¡Anda ¿y por qué no a esa muchachita?!- repuso bravucona, él rió animado
-¡Pues porque no! ¡Porque sé que es un machote con todo sus tributos muy bien puestos, ya lo verás!- resolvió tajante y vanidoso
 -Eso, ya lo veremos- repuso pendenciera y, riéndose alegres, se fueron al hospital
Cuando llegaron al hospital, ya lo estaban examinando en uno de los boxes de urgencias con su torso desnudo; era musculoso, fibroso y velloso como Jake. Sentado sobre una camilla mientras la doctora le auscultaba por la espalda, no soltaba la mano de Kathy en ningún momento y le hacía bromas para hacerla sonreír mientras le acariciaba tierno la mejilla
-¿Cómo estás güey?- le preguntó Jake al llegar junto a ellos
-Está todo bien, algunas magulladuras pero nada de importancia- le contestó amena la doctora retirándose el estetoscopio
-Doctora, revíseme este hombro por favor- le indicó Nico y ella lo miró extrañada- me han dado varios puñetazos y creo que me lo han dislocado- bromeó jocoso
-¡Idiota!- repuso Kathy fastidiada volviéndole a dar otro puñetazo en el hombro, él la tomó dulcemente por la nuca y la besó apasionado, ellos rieron divertidos
-Puede vestirse, creo que su hombro aún aguantará unas cuantas más de esas- también bromeó la doctora escribiendo en su tablilla- voy a buscarle el alta- y salió del box
-Kathy cielo, ya que estamos aquí vayamos a ver a la doctora Estévez; es una gran ginecóloga y me llevo muy bien con ella, no habrá problema en que te revise sin cita- recomendó cariñosa Ellie tomando la mano de su hermana
-Otro día Ellie, no quiero separarme de Nico- denegó dulcemente
-No preciosa; estoy bien, ya lo has oído, y me quedaré mucho más tranquilo si lo haces; tenemos que cuidar a nuestro pequeñín- le dijo meloso Nico acariciando su vientre de nuevo, ella sonrió ya convencida
-Está bien, iré- él la besó en la frente y las dos se fueron enganchadas del brazo cruzándose en la puerta con un hombre vestido con el uniforme azul marino de la Marina que entraba en ese instante en urgencias con cara de desesperación; pero ninguna se fijó en él
-¡Dios santo Nico, hijo!- exclamó angustiado Joseph al encontrarlos al fin
 -¡Padrino ¿qué haces aquí?!- expuso sorprendido de verlo y se abrazaron alegres
-Acababa de llegar a vuestra casa cuando Jake llamó… qué hay mi niño- saludó también cariñoso a Jake con otro abrazo- tu madre quería venir pero está demasiado alterada y decidí venir yo ¿de verdad estás bien hijo?
-Sí perfecto, no ha sido nada- contestó despreocupado levantándose de la camilla
-Tío Josh ¿has visto a Megan en casa?- preguntó inquieto Jake y Nico miró a los ojos de su hermano comprendiendo su inquietud
-¿La novia de Cris?- asintieron ambos- sí algo, de refilón; estaba con Lucy ¿por qué?- preguntó despreocupado
-Por nada; esperemos el alta fuera, estos cubículos me dan yuyu… a saber cuántos la palmaron en esa camilla- repuso estremeciéndose impresionado
 -Mira que puedes llegar a ser animal- le reprochó Nico y se echaron a reír.
Charlaban entretenidos en la sala de espera cuando ellas regresaron, se intrigaron al verlos hablar tan alegremente con un hombre vestido de militar; llevaba un traje azul marino muy elegante y sujetaba distraídamente su visera blanca bajo su brazo; era alto y rubio y tenía un porte corpulento con anchas espaldas. Pero, aunque no se le veía la cara, Kathy sintió como todo su cuerpo se estremecía
-Ellie, es él- exclamó respirando entrecortadamente sujetando el brazo de su hermana deteniéndola en su avance hacía los muchachos, el corazón parecía que iba a salírsele del sitio de lo fuerte que le latía; su hermana la miró confundida
-¿Él quién Kat?- interrogó curiosa sin entenderla
-¡Él Ellie: el Joseph de mamá!- remarcó nerviosa señalando levemente con la cabeza al hombre que estaba con hablando con Jake y Nico; Ellie lo observó más detenidamente por detrás, realmente parecía un hombre atractivo
-¿Y por dónde andabas?- le preguntaba animado Nico
-Aún de maniobras por el Pacífico; así me llamó tu padre, me subí al instante al helicóptero de correos que salía para acá y me planté en vuestra casa- explicó despreocupado mientras una amable enfermera le entregaba los papeles del alta a Nico; a Kathy se le erizó el cuerpo entero al oír su profunda y masculina voz- ¿Nos vamos ya, hijo? Tu madre está muy preocupada
 -Hay que esperar padrino, no estamos solos- respondió sereno Nico examinando la sala con la mirada y descubriéndolas detrás de Joseph- ¡Ah, ya están aquí; perfecto!- expuso complacido y Joseph se volvió curioso; su rostro palideció al instante al tiempo que sus ojos no podían abrirse ya más de la perplejidad y su corazón se le paró al ver a Ellie; no, aquello no podía ser posible… pero si era...
-Respira mi cuate que te va a dar un chungo- bromeó Jake golpeándolo suavemente en la espalda y todos rieron divertidos aunque él no podía reaccionar- ¡¡Menudo careto has puesto mi cuate; aún más impresionada que la de mamá!!- siguió bromeando al tiempo que le pasaba amoroso el brazo por los hombros de Ellie- ella es Ellie, mi prometida ¿A qué es la cosa más hermosa de este mundo?- declaró meloso besándola dulcemente en los labios
-¿Ellie?- murmuró desconcertado frunciendo confundido el ceño, pero reaccionó al momento y sonrió cordial- Disculpar, por un momento creí…- se excusó amablemente
-Sí, ya sabemos: ver a Helena; lo mismo le pasó a nuestra viejita- repuso ameno Nico y se percibió claramente como él tragaba alterado saliva- Pues no es padrino, pero no vas mal encaminado: te presento a su hermana Kathy… que junto a Megan, la prometida de Cris, son las hijas de Helena o como vosotros la llamáis padrino: de Leni- Joseph volvió a quedar sin aliento unos instantes clavando impresionado sus ojos en los de Kathy que también lo miraba muy intensamente; ambos se observaban fijamente a los ojos, parecía como si no se creyeran lo que estaban viendo
 -No puede ser posible...- murmuró atónito sin poder apartar sus ojos de los de Kathy
 -¿Qué no puede ser posible tío Josh?- preguntó intrigado Jake sacándolo de aquel pasmoso asombro en la que había caído
-Nada hijo, no me hagas caso- expresó intentando recuperar la compostura y sonrió ameno- Así que las hijas de Leni ¿eh? ¡Que pequeño es el mundo ¿no?! encantado de conoceros muchachas- se expresó más animado y las besó amistoso en las mejillas; aunque no pudo evitar volver a mirar profundamente a los ojos de Kathy que le devolvió aquella intensa mirada -Bueno ¿qué? ¿Nos vamos a casa?- resolvió desenfadado Jake y todos estuvieron de acuerdo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario